Michael Jackson performs live on stage, 1996. (Photo by Phil Dent/Redferns)

Muy probablemente, si Michael Jackson estuviera vivo, hoy celebrarían en casi todas partes del mundo que el rey del pop llegara a sus 58 años. Un día como hoy nació la estrella que se apagó repentinamente un 25 de junio de 2009. Con toda seguridad se puede decir que han habido pocos ídolos con el alcance y la trayectoria que él tuvo. Excelente bailarín y vocalista, dotado de un atractivo indudable para sus incontables seguidores. Y además, Jackson demostró también un talento especial para los negocios relacionados con el mundo de la música y el espectáculo. Su vida privada fue constante fuente de noticias -no siempre positivas- reflejadas con profusión de titulares por las revistas y demás publicaciones de información general. Pero siempre será recordado.

INICIOS

Hermano de la también estrella del pop Janet Jackson y de la cantante La Toya Jackson, el pequeño Michael se incorporó con solo ocho años a The Jackson Five, el grupo familiar del que, en uno u otro momento, formaron parte todos los hijos varones de la familia Jackson. En 1975, tras romper con Motown y fichar por Epic Records, The Jackson Five pasaron a llamarse The Jacksons. Aunque hasta 1985, y tanto en sus giras y conciertos como en las grabaciones en estudio, el grupo pudo contar con la presencia y aportaciones de su líder, Michael Jackson fue progresivamente concentrándose en su carrera en solitario, especialmente después de la fama que le reportó su intervención en la película musical de Sidney Lumet, El Mago (1978), un remake de El Mago de Oz en el que, interpretando el papel de Espantapájaros, cantó a dúo con Diana Ross.

GRAN ÉXITO

Thriller salió al mercado en 1982, y fue uno de sus mayores éxitos. Registró un logro abrumador, pasando en poco tiempo a ser el disco de un solo artista más vendido de la historia de la música. Siete de sus nueve canciones se auparon como sencillos en las listas tanto americanas como británicas, y dos de sus temas (Billie Jean y Beat it), acompañados de atractivos videos, llegaron a ocupar sucesivamente el primer lugar del ranking de ventas en Estados Unidos. En Inglaterra lograría aún más fama con dos temas cantados con el exbeatle Paul McCartney, The girl is mine (incluido en Thriller) y Say say say, que formó parte del álbum de McCartney, Pipes of Peace (1983).

ÚLTIMOS AÑOS

Una imagen maltrecha, penurias económicas y problemas de salud marcaron sus últimos años. Las dificultades con la justicia provocaron la clausura de su residencia, el famoso rancho Neverland; para eludir la presión mediática, se trasladó a Bahréin, invitado por el príncipe de este pequeño país del Golfo Pérsico. Jackson trató de solventar sus problemas económicos lanzando recopilatorios como King of Pop (2008) y Thriller 25 (2008). Finalmente, en marzo de 2009 anunció una gira de conciertos denominada This Is It, que había de iniciarse en Londres en julio del mismo año. Su inesperada muerte, pocas semanas antes del comienzo de la gira, causó gran conmoción en todo el mundo.

LA VERDAD

Comments

Dejar una respuesta