El viernes en la tarde Leonardo Villalobos seguía fuera del país. La amenaza del huracán Matthew le hizo reprogramar su regreso a Venezuela para hoy, día en el que se llevará a cabo el segundo ensayo general del Miss Venezuela.

Sus compromisos con Sábado extraordinario, programa transmitido por Telemicro de República Dominicana, lo han mantenido ocupado estos días. Sin embargo, el concurso de belleza más importante del país sigue estando dentro de sus planes, por ahora.

“Yo soy parte de Venevisión, sigo siendo nómina del canal. Prepararse como animador del Miss Venezuela estando fuera o dentro del país es relativo. No necesitas ensayar durante ocho meses, lo que varía es el contenido”, cuenta el presentador que ha seguido por televisión el desarrollo de las candidatas a la corona. “Me mantengo al día con todos los programas que integran la temporada de la belleza. Allí uno puede ir viendo cómo se preparan las muchachas. Es un grupo muy competitivo, me gusta que muchas de ellas son de las regiones que representan.

Todos los años mi favorita será Miss Zulia, eso no es un secreto para nadie”, agrega Villalobos, que reconoce la labor titánica de los productores del evento.

Antes disfrutaba el Miss Venezuela como público, pero ahora que está dentro y ve todo el trabajo que implica, dice que se siente orgulloso de pertenecer al equipo. “El concurso es el miércoles y en noviembre ya comienza a planificarse el del próximo año”, expresa quien pretende seguir al frente del show.

El animador no quiere cerrar su capítulo en Venezuela. Hasta la fecha tiene toda la intención de participar en el Miss Venezuela del año 2017.

Ahora, afirma, eventualmente podría adquirir compromisos internacionales y tener menos tiempo, por lo que las cosas podrían cambiar.El conductor se siente satisfecho con el trabajo que viene realizando en República Dominicana, aunque se ha tenido que adaptar. “Ya me he convertido en un artista local. Pasé diciembre en Nueva York y me reconocían. Hay una población importante de venezolanos regados por el mundo. Me he tenido que ‘aplatanar’ (adaptar), como dicen por aquí. Ya no digo bolsa sino funda, tampoco puedo decir ‘vente’. Y acá son comunes palabras como papo o toto, que tienen connotaciones distintas en Venezuela”.

Villalobos se siente a sus anchas en la televisión internacional. “Acá tienes libertades que no hay en Venezuela. Hay cerca de 40 canales nacionales, entre buenos y malos. Gracias a Dios yo estoy en el líder”.

La nostalgia por su país lo embarga cada tanto. “Extraño Venezuela, mi familia sigue allá. Hay que entender que estamos mal, no reconocerlo es un error más. Aunque esté acá, no me despego de la realidad de mi tierra”.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta