Ahorrar dinero se torna a veces una odisea difícil, pero no es imposible si encuentras el método adecuado a tus circunstancias. En este artículo repasamos 5 de las tácticas más virales y efectivas a la hora de conseguir apartar dinero todos los meses y mejorar tu economía doméstica.

Aunque la tecnología ha llegado para quedarse, y poner su granito de arena en el tema de ahorro –un buen ejemplo es la aparición de las aplicaciones fintech-, las complicaciones para ahorrar existen (casi) desde el principio de los tiempos, o la aparición del dinero. Ya sea para jubilarte en mejores condicionesrealizar un viaje soñado, invertir en un proyecto o llegar a final de mes de forma aliviada y poder afrontar gastos inesperados, existen varios métodos de ahorro de enorme utilidad y que han sido usados por millones de personas. 

El 42% de los españoles tiene una situación económica precaria

Para ponerlos en práctica, únicamente precisas un cuaderno y una hucha, debiendo mantener perseverancia y fuerza de voluntad para prolongar los métodos en el tiempo y lograr el ansiado ahorro. Sin hacerte esperar más, repasamos aquellas estrategias que te ayudarán a llenar tu cerdito de barro de monedas y billetes, ya sea para las vacas flacas o para tus caprichos más ansiados.

5 estrategias efectivas para ahorrar dinero (sin demasiado esfuerzo)

  • Kakebo, el método japonés por antonomasia: Este método tradicional procedente del país nipón y conocido como “el libro de las cuentas de casa” ha revolucionado por todo lo alto el ahorro. En España puede encontrarse y adquirirse de la mano de la editorial catalana Blackie Books, que lo lanzó en 2014. Se trata de una especie de agenda para registrar tus gastos e ingresos, permitiéndote reflexionar acerca de tus hábitos, aprendiendo a ahorrar y mejorando la administración financiera. Al inicio del mes debes escribir los ingresos y gastos fijos, cuánto quieres ahorrar y las promesas del mes, registrando los gastos del mismo durante el mes y haciendo a posteriori un balance tanto cualitativo como cuantitativo. Los japoneses consideran a Kakebo un instrumento que favorece la tranquilidad del alma y libera energías mentales.
  • La hucha del cambio: Esta antigua táctica es más vieja que Matusalén y solamente requiere una hucha, de las de toda la vida, que no podrás abrir ni romper hasta que esté totalmente llena. Se trata de que introduzcas en su interior el cambio de tus compras o transacciones habituales. Puedes emplear diferentes técnicas: meter únicamente determinadas monedas como las de une uro, destinar el 10% del cambio de los billetes o introducir el dinero de los planes que no salen. Así, te llevarás una grata sorpresa cuando tu cerdito de barro desborde y cojas el martillo para romperlo.
  • El reto de las 52 semanas: Aunque ya es famoso en el mundo anglosajón, en nuestro país fue popularizada por María Pilar Amela en su libro titulado Ahorradoras. Consiste en ir ahorrando in crescendo con respecto a cada semana. En la primera solamente deberás guardar un euro, la segunda dos, la tercera tres y así respectivamente. Así, en las últimas, el ahorro será más complicado, con un pico de 200 euros mensuales. Puedes hacerlo de modo alternativo, empezando por el final -y ahorrando más al principio- o de forma salteada, ayudándote con una tarjeta con 52 casillas que podrás ir tachando. El resultado final de este ahorro son unos jugosos 1.378 euros. 
  • Método de ahorro Harv Eker: En el libro titulado Los Secretos de la Mente Millonaria, T. Harv Eker propone un sencillo sistema para repartir los ingresos mensuales en base a diversos porcentajes. Debe hacerse cada mes de la siguiente manera:
    • 55% para necesidades básicas y suministros: aquí entra el alquiler, las facturas, la hipoteca o los alimentos.
    • 10% para ahorro: este porcentaje es intocable y es el que te permitirá juntar dinero con el paso del tiempo.
    • 10% para formación y desarrollo personal: desde libros a material de oficina, cursos o exposiciones.
    • 10% para inversiones a largo plazo: gastos más grandes que tendrán en el futuro, como sacar el permiso de conducir, un viaje familiar o renovar los muebles del salón.
    • 10% para ocio, entretenimiento y caprichos.
    • 5% para donativos.
  • Método de los sobres: ¡Que no cunda el pánico! No estamos hablando del sistema de cobros de sobresueldos en dinero negro en Génova 13, sino de un método mucho más ético y destinado a mejorar tu economía doméstica. Esta táctica con muchas décadas a sus espaldas requiere que reúnas todo el dinero en efectivo para hacer cuentas de tus gastos durante el mes. A continuación, debes decidir cómo dividirás los gastos y rotular sobres, metiendo en cada uno la cantidad destinada a dicho apartado. Una vez organizado y distribuido el dinero sabrás cuánto dinero está disponible para otros gastos menos importantes o secundarios. De esa misma cantidad deberás apartar el 10% con la prohibición de tocarlo durante la temporada que tu mismo estipules. 

TICBEAT

Comments

Dejar una respuesta