La comida Fitness se ha convertido en los últimos años en la forma de vida de mucha gente que quiere pasarse al lado sano, evadiendo la tentación que nos producen los productos altamente procesados. Comer sano es sinónimo de una salud envidiable que te haga complementar de forma extraordinaria lo trabajado en el entrenamiento. Hoy queremos introduciros a un concepto tan utilizado como útil, llamado Cheat Meal. Desarrollaremos su significado y te explicaremos cómo puedes aplicarlo en tu programación de comidas, siendo recomendable para evitar la pérdida de motivación necesaria para seguir en esa línea saludable. Comencemos con ello.

Día trampa

Es básicamente el significado que adquiere el Cheat Meal. Es el día en que nos podemos permitir comer lo que queramos, lo que nos apetece. No contaremos calorías y ya nos preocuparemos al día siguiente de retomar la estupenda forma de comer que llevábamos hasta el momento, incluso aplicando un día de desintoxicación natural tras haber cumplido ese día trampa. Sus beneficios no solo se extienden al campo metabólico, sino que también conllevará beneficios psicológicos para tu ritmo de vida.

Se conoce, además, por el nombre de día de carga. Esto quiere decir que “cargaremos” a nuestro organismo con un número superior de calorías a los que está acostumbrado, para que también aprenda a tolerar una cantidad calórica elevada de vez en cuando. Como hemos dicho antes, te dará el empujón necesario para seguir con tu comida Fitness diaria al darte el placer de comer lo que te apetezca.

Cómo hacerlo

cheat meal

En primer lugar debes saber que el Cheat Meal aborda solamente una comida del día, pero que podrás alargar hasta la jornada completa si lo consideras necesario. Si lo haces de este modo sí deberás vigilar qué ingredientes comes y, sobre todo, llevar un entrenamiento aeróbico los días posteriores para recuperarte de ese día.

Seguramente te preguntarás cuántos días puedo practicar este Cheat Meal. Normalmente se suele realizar un día a la semana pero puedes incorporar más e ir reduciéndolos progresivamente hasta que te acostumbres a comer sano diariamente. También dependerá de tu objetivo. Aquellos que queráis aumentar la masa muscular podéis hacer dos días trampa para ganar volumen y después facilitar la hipertrofia. Por el contrario, los que deseen perder peso un día trampa es lo idóneo.

Recuerda que este día trampa no equivale a ingerir comida basura, aunque al ser tu día trampa puedes hacer lo que te plazca. Con este Cheat Meal se pretende favorecer la continuidad en una alimentación sana, algo que también necesita un tiempo de adaptación.

SPORT ADICTOS

Comments

Dejar una respuesta