Este miércoles, 6 de septiembre de 2017, el Directorio Ejecutivo del FMI fue informado por el equipo técnico sobre la situación económica de Venezuela, cuya última consulta bajo el Artículo IV tuvo lugar hace 139 meses, es decir, 11 años y medio.

Una vez al año, el personal técnico reporta al Directorio la información disponible sobre los países miembros cuya Consulta del Artículo IV tiene un retraso de más 18 meses.

El mencionado artículo del Convenio Constitutivo del FMI, sobre Obligaciones referentes a regímenes de cambio, señala en el apartado b) de la Sección 3, que “el Fondo ejercerá una firme supervisión de las políticas de tipos de cambio de los países miembros y adoptará principios específicos que sirvan de orientación a todos ellos con respecto a esas políticas”.

Asimismo añade: “Los países miembros proporcionarán al Fondo la información necesaria para ejercer esa supervisión y, a solicitud del Fondo, le consultarán sobre sus políticas de tipos de cambio. Los principios que el Fondo adopte serán compatibles tanto con los regímenes cooperativos mediante los cuales los países miembros mantengan el valor de su moneda en relación con el valor de la moneda o monedas de otros países miembros, como con el régimen de cambios que un país miembro haya adoptado en armonía con los fines del Fondo (…)”.

El gobierno de Venezuela se ha mostrado opaco en la divulgación de cifras económicas en los últimos años, por lo que información sobre inflación y Producto Interno Bruto, entre otros indicadores, es desconocida por la población.

Venezuela mantiene controles de cambio y de precios desde hace más de 14 años, lo que ha provocado profundas distorsiones en la economía que colocan al país con la inflación más alta del mundo -cercana a 1.000% este año- y la peor recesión de América Latina.

EL ESTIMULO

Comments

Dejar una respuesta